La singular muerte de Fernando II de Aragón

21/12/2020

Medina del Campo, 26 de Noviembre de 1504

“Nada de cuanto hemos logrado juntos se perderá, os lo juro… Guardaré memoria del inmenso amor que siempre he sentido por vos y por Castilla”

Así es como Fernando se despidió de Isabel justo antes de fallecer, sin embargo, la muerte de Isabel supuso para el Rey el mayor trabajo que en esta vida le podría venir… la misión de mantener los reinos de Castilla y Aragón unidos.

Matrimonios desafortunados, muertes y enfermedades… fueron algunas de las desgracias que describen la vida de los hijos de Isabel y Fernando y acabaron por desviar el futuro de los Reinos de Castilla y Aragón.

Desgracia tras desgracia en la vida de los hijos de los Reyes Católicos, Isabel evitaba que un rey extranjero se hiciera con la corona de Castilla y que su hija Juana, casada con Felipe “El Hermoso”, fuera usada por un amor enfermizo que la dominaba.

La enfermedad de la Reina Isabel I de Castilla avanzaba muy rápidamente y en su testamento, nombraba a su marido a Fernando II de Aragón regente de Castilla hasta que Carlos, su nieto, alcanzara la mayoría de edad para gobernar, pero la falta de apoyos entre la nobleza de Castilla y la llegada de Felipe “El Hermoso” de los Austrias a España quedó en una situación muy delicada en la corte castellana y Fernando trató de romper la promesa que le juró a Isabel.

Juana I de Castilla, había demostrado una vez más su incapacidad para el gobierno y su actitud fue tan anómala que hasta sus últimos días, su familia temió sinceramente que estuviera poseída por el diablo.

Los síntomas de demencia de Juana, encaminaron a Felipe el Hermoso a encargarse directamente del reino de Castilla, alegando por ello, la incapacidad mental de su esposa.

Esta incapacidad de Juana I de Castilla enfrentó a Fernando y Felipe.

Juana I de Castilla

Pero el reinado de Felipe el Hermoso fue de gran brevedad, fue el primer rey de la dinastía de los Austria, se instaló en Castilla para reinar y  murió antes de llegar a ser rey de Aragón. En el pueblo de Castilla no tardó en prender la sospecha de que Fernando había envenenado a su yerno, pero los historiadores e investigaciones modernas apuntan que la causa más posible fue la peste, enfermedad que había aparecido en Burgos algunos meses antes. 

Juana, durante el cortejo fúnebre de su marido, evidenció que su salud mental se había resentido aún más y Fernando de Aragón encerró a su hija en el Convento de Tordesillas asumiendo Fernando la regencia hasta 1507.

Juana nunca llegó a gobernar, pero mantuvo hasta día de hoy, el título de Reina de Castilla, la auténtica soberana.

Fernando, a pesar del amor que guardaba a Isabel, volvió a casarse un año después del fallecimiento de la Reina, el 19 de octubre de 1505 para neutralizar la amenaza francesa, buscando un heredero y así proteger su legado, Aragón, Nápoles y Sicilia. Fernando de 53 años, se casó con Germana de Foix de 18 años de edad, sobrina del rey francés Luis XII.

Germana de Foix

En los pactos con el rey de Francia, el Rey cedió a su sobrina los derechos dinásticos del Reino de Nápoles y concedió a Fernando y a los descendientes de la pareja el título simbólico de Rey de Jerusalén. A cambio, el Rey Católico se comprometió a nombrar heredero al posible hijo del matrimonio, apartando de gobierno a los Austrias.  

Este matrimonio creó dudas entre los nobles de Castilla y de la dinastía de los Habsburgo, enemiga tradicional de la Monarquía francesa, ya que lo interpretaron como una maniobra de Fernando el Católico para impedir que el hijo de Felipe «el Hermoso», Carlos I, heredase la Corona de Aragón y separar así lo que tanto costo unir: los Reinos de Castilla y Aragón.

Lo importante era que como fruto de este nuevo matrimonio, naciera un hijo varón. Sin embargo, la avanzada edad de Fernando no lo puso fácil…

Fernando recurrió a la medicina natural y encontró la cantárida, un escarabajo verde que una vez muerto, seco y reducido a polvo, se utilizaba en  infusión como sustancia vasodilatadora, cuyos efectos son muy parecidos a los que produce la «viagra». El abuso de esta sustancia afrodisiaca tuvo un mal fin provocándole graves episodios de congestión al monarca, lo que derivó en una hemorragia cerebral y sin descendencia alguna con Germana.

La cantárida es un coleóptero de mediano tamaño muy abundante en la región mediterránea

El rey murió el 23 de enero de 1516,a los 63 años de edad, Fernando falleció en Madrigalejo (Cáceres) siendo sus últimas palabras:

“Perdonadme Isabel… Pues quise romper la promesa que os hice…pero Dios con gran juicio no lo ha permitido”

Quizás un nuevo heredero habría cambiado la historia, pero lo cierto es que después de tantos juegos y pactos entre en Castilla y Aragón, el que finalmente gobernó fue Carlos, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

¿Queréis conocer cómo Carlos llegó a convertirse en Rey y Emperador?

    Solicitar reserva

    Seleccione una fecha:

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    ×

      Request your booking

      Choose your date:

      This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

      ×