Isabel, la mujer que eligió ser Reina de Castilla

Isabel, una mujer que vivió en un mundo de hombres donde consiguió reinar por su propia voluntad. Una mujer inteligente que se construyó a sí misma y cambió la historia con sus propias decisiones.

Vivió en un tiempo del cambio entre la oscuridad de la Edad Media y la ilustración del Renacimiento. Isabel de Castilla, fundó la España moderna con la conquista de Granada en 1492. Un camino largo, difícil pero decidido que terminó con su muerte en 1504.

Una mujer con un pie en la edad media, atada a la religión Católica y temerosa de Dios, instalando la inquisición, expulsando a los judíos y luego los moriscos.

El otro pie tenía en el Renacimiento, abriendo la visión hacia el horizonte con los descubrimientos, cambiando el sistema feudal en estado, instalando un ejército profesional y el control policial. Una mujer de la transición, poniendo las bases de la España actual.

Isabel de Infanta a Reina

Isabel I de Castilla (Madrigal de las Altas Torres, 22 de abril de 1451-Medina del Campo, 26 de noviembre de 1504) fue reina de Castilla desde 1474 hasta 1504, reina consorte de Sicilia desde 1469 y de Aragón desde 1479, por su matrimonio con Fernando de Aragón.

Enrique IV fue llamado “el impotente”. Se casó en primeras nupcias con Blanca de Navarra con quien no pude tener descendencia, anularon el matrimonio y se casó con Juana de Portugal en 1455 pero la suerte del Rey no había cambiado y en este matrimonio tampoco llegaba un heredero.

Sin embargo, nació Juana, conocida como Juana La Beltraneja, hija de la Reina y posiblemente hija de Beltrán de la Cueva, que llego a ser hombre influyente en la corte del Rey Enrique y supuesto amante de Juana de Portugal.

Después de una guerra civil, el hermanastro de Enrique, Juan, hermano menor de Isabel es elegido rey con 11 años pero la fortuna no le acompañó y muere 3 años más tarde en 1468.

Y ahora ¿Quién iba a ser la sucesora? Juana o Isabel. Isabel consiguió firmar un acuerdo con su hermanastro; el Tratado de los Toros de Guisando, por el que Enrique declaraba heredera a Isabel, reservando el derecho de acordar su matrimonio.

Enrique intenta casar Isabel con Alfonso V, rey de Portugal, el Duque de Guyena, hermano de Luis XI de Francia entro otros pero Isabel no acepta. Se había prometido a sí misma no casarse nunca con alguien que no hubiera elegido ella previamente.  Y mientras Enrique seguía buscando esposo a Isabel, como pactado, Juan II de Aragón trató de negociar en secreto con Isabel la boda con su hijo Fernando.

Isabel y sus consejeros consideraron que era el mejor candidato para esposo pero había un impedimento legal, ya que eran primos segundos, sus padres eran primos. Necesitaban, por tanto, una bula papal que les exonerara de la consanguinidad.

El Papa, sin embargo, no llegó a firmar este documento, temeroso de las posibles consecuencias negativas que ese acto podría traerle al atraerse la enemistad de los reinos de Castilla, Portugal y Francia.

Personas del entorno de Isabel falsificaron una supuesta bula emitida en junio de 1464 por el anterior Papa, Pío II, a favor de Fernando, en la que se le permitía contraer matrimonio con cualquier princesa con la que le uniera un lazo de consanguinidad de hasta tercer grado.

Fernando atravesó Castilla en secreto, disfrazado de mozo de mula de unos comerciantes y de esta forma llegar a Castilla y encontrarse con Isabel.

Entre sospechas e incertidumbres Isabel se casa finalmente en secreto en 1469 con Fernando de Aragón, hijo del rey Juan II de Aragón, primo de Juan II de Castilla. Pero con este casamiento, se rompe el acuerdo de los Toros de Guisando y Enrique proclama a su hija Juana su sucesora.

El reino cayó en anarquía pero Isabel y Fernando buscaban el apoyo de los nobles de Castilla y recuperar la confianza de un Reino.

Otra desafortunada noticia llegó en 1474, la muerte de Enrique. Momento en el que Isabel se coronó a si misma Reina de Castilla y así empezó la guerra de sucesión entre Juana y Isabel.

Pero en 1479 finalmente Isabel y Fernando se legitiman como Reyes de Castilla.

Isabel la Católica, reina de Castilla
Isabel la Católica, anónimo, S XVII

Durante el reinado común con Fernando se produjeron hechos de gran trascendencia para el futuro del reino, como el establecimiento de la Santa Inquisición (1478), la creación de la Santa Hermandad, la incorporación del Reino nazarí de Granada, así como la unificación religiosa de la Corona Hispánica, basada en la Conversión obligada de los judíos, so pena de muerte o expulsión (Edicto de Granada, 1492) y más tarde de los musulmanes.

Es importante destacar este rasgo de la personalidad de Isabel I, harto visible en su concepción de cómo se debía llevar a cabo el gobierno de las recientemente incorporadas Islas Afortunadas, para comprender cómo el proyecto de Cristóbal Colón, que había sido rechazado por otros reyes europeos, encontró acomodo en el seno de Isabel la Católica hasta el punto de financiar el plan colombino.

Isabel tuvo cinco hijos con Fernando, quien había tenido otros hijos antes de su matrimonio y probablemente después también…

Instruyó a sus hijos en que tenían unas obligaciones por su rango de hijos de reyes, y que debían sacrificarse mucho por ese motivo. Los llevó consigo durante las campañas militares, pero también veló siempre por su bienestar: Isabel, Juan, Juana I de Castilla, María y Catalina.

Al final de sus días, sufrió la mayor parte de las desgracias familiares como la muerte de su único hijo varón y el aborto de la esposa de éste, la muerte de su primogénita y de su nieto Miguel que estaba destinado a unificar los Reinos de los Reyes Católicos con el de Portugal.

Le siguió la presunta «locura» de su hija Juana que desafió abiertamente a su madre en Medina del Campo o la incertidumbre de su hija Catalina tras la muerte de su esposo inglés. Fueron varias las desgracias que la sumieron en una profunda depresión que hizo que vistiera de luto íntegro.

Estaba la corte en Medina del Campo, cuando se confirmó su grave enfermedad: una hidropesía, dijo como testigo Pedro Mártir. Pero finalmente murió de un cáncer de útero.

Isabel, consciente del desenlace, mandó que las misas por su salud se tornaran por su alma, pidió la extremaunción y el Santísimo Sacramento. Isabel de Castilla, habiendo otorgado testamento a 12 de octubre, falleció poco antes del mediodía del 26 de noviembre de 1504, en el Palacio Real donde pidió…

…Mi cuerpo sea sepultado en el monasterio de San Francisco que es en el Alhambra de la ciudad de Granada, en una sepultura baja que no tenga bulto alguno, salvo una losa baja en el suelo, llana, con sus letras en ella. Pero quiero y mando, que si el Rey eligiera sepultura en otra cualquier iglesia o monasterio de cualquier otra parte o lugar de estos mis reinos, que mi cuerpo sea allí trasladado y sepultado junto a él…

Finalmente Fernando de Aragón ordena construir la Capilla Real y elige a Dominico Fancelli para esculpir el mausoleo de ambos Reyes quien previamente había construido el mausoleo para su hijo Juan en el Real Monasterio de Santo Tomas en Ávila y por ello conoció a los Reyes.

¿Qué podía haber pasado si ella se hubiera casado con el rey de Portugal o si había dejado ir a Colón y Francia había descubierto América?  ¿Y si ella no se hubiera autoproclamado reina de Castilla? ¿Y si en la guerra civil su sobrina Juana la Beltraneja hubiera ganado el trono de Castilla? Esto nos da una idea de las cruciales decisiones que tuvo que tomar a lo largo de su vida como reina.

Isabel de Castilla es llamada «la Católica», título que le fue concedido por el papa Alejandro VI mediante la bula «Si Convenit», el 19 de diciembre de 1496. Es por lo que se conoce a la pareja real con el nombre de Reyes Católicos, título que utilizaron a partir de ese momento los diferentes reyes de España.

4 preguntas importantes para conocer la respuesta antes de visitar la Alhambra de Granada

¿Qué?

¿Qué entrada de la Alhambra comprar? Cuando accedemos al portal de venta de entradas de la Alhambra en https://tickets.alhambra-patronato.es/ vemos que hay hasta nueve opciones de entradas al monumento y quizás aquí no tengamos claro cuál de ellas elegir. Si lo que queremos es hacer una visita diurna completa, entonces la primera opción es la que más nos interesa. La que se identifica como “Alhambra General”. Su precio es de 14 Euros por adulto a los que habrá que sumar 0,85 Euros en concepto de gastos de gestión. Además, esta opción cuenta con descuentos especiales por carnet joven, discapacidad igual o mayor al 33%, mayores de 65 años (¡ojo! siempre que se trate de ciudadanos de la Unión Europea) y niños entre los 12 y 15 años. Los niños de entre 3 y 11 años no pagan entrada, pero habrá que añadirlos al hacer la reserva porque tendrán que llevar una entrada de niño. IMPORTANTE: Si viajamos con niños de 0 a 2 años, tendremos que acercarnos antes a las taquillas de la Alhambra para retirar una entrada infantil y aquellas familias que tengan más de 3 menores de 12 años tendrán que llamar obligatoriamente al 958889002 para reservar las entradas.

Palacio del Partal en la Alhambra
Palacio del Partal y Oratorio

Además de seguir estas indicaciones, nuestro consejo es que compremos la entrada con la mayor antelación posible para poder seleccionar la hora de acceso a los Palacios Nazaríes que más nos interese. En verano es muy aconsejable visitar el monumento a primera hora de la mañana debido a las altas temperaturas y en invierno nosotros preferimos comenzar la visita sobre las 15:00 hrs, porque suele haber menos gente, la temperatura suele ser agradable en días soleados y la luz para las fotografías es excelente en ese horario.

No olviden llevar durante toda la visita su documento de identidad original que además les servirá como acceso, porque la Alhambra dispone de lectores láser que identifican su documento con el asociado a la hora de comprar su entrada.

¿Cuándo?

¿Cuándo visitar la Alhambra? Quizás la mejor época del año a nuestro parecer sea bien entrada la primavera, allá por el mes de Mayo. Como podrán comprobar al visitar el monumento, la Alhambra está llena de vegetación por todas partes. Especialmente en los jardines del Generalife encontramos una gran variedad de árboles, plantas y flores que se van reponiendo dependiendo de la época del año. Y evidentemente para esto la primavera es sin duda la mejor estación. A lo largo de los años se ha ido creando en la Alhambra un ecosistema de paisaje natural que cuenta con jardines, huertas, terrenos de cultivo y bosques. Hablamos de más de 150.000 metros cuadrados de bosque y vegetación, además de las famosas huertas del Generalife que se han mantenido fértiles desde la época medieval. Toda esta biodiversidad forma hoy día una parte fundamental del monumento, al que visitamos evidentemente desde un punto de vista histórico y arquitectónico, pero también paisajístico. Las mejores fotos las podremos obtener en este sentido, en nuestro paseo desde la Torre del Agua hasta el Generalife. Tendremos una vista panorámica de las huertas y jardines con la Alhambra a nuestra izquierda y el barrio del Albaicín como siempre tan pintoresco a nuestra derecha. Una imagen que nos permite trasladarnos en el tiempo porque lo que ahora contemplamos a buen seguro es bastante similar a lo que veían los sultanes nazaríes cuando se encaminaban desde sus suntuosos palacios de la Alhambra a los jardines de recreo del Yannat al-Arif (Generalife).

Vistas de la Alhambra desded el Paseo de las Adelfas en el Generalife
Vistas de la Alhambra desde el Paseo de las Adelfas en el Generalife

Ocurre además que el mes de Mayo suele ser un mes intermedio entre la habitual masificación de la Semana Santa y de nuevo las aglomeraciones con la llegada del verano a finales de Junio.

¿Por qué?

¿Por qué visitar la Alhambra? Quizás aún estemos indecisos y no hayamos aún elegido nuestro destino para vacaciones. ¿Es la Alhambra una buena opción? Bien, no solo es una buena opción, sino que lo consideramos como un monumento imprescindible para todos aquellos turistas que visiten España. La Alhambra es uno de los monumentos más visitados del mundo con alrededor de 3,5 millones de personas cada año y es que se trata de la única ciudad palatina medieval de origen musulmán preservada en Europa. La singularidad de la Alhambra está en su propia arquitectura. Mientras en la Europa medieval se construían robustos y fríos castillos de piedra, los arquitectos nazaríes edificaron en Granada su genial representación del paraíso musulmán en la tierra. Su gran logro fue sin duda convertir la colina de la Sabika, un terreno baldío, sin agua y sin apenas vegetación, en un lugar digno de las “Mil y una noches” con estanques, fuentes, acequias… y por tanto lleno de vida. Su idea era traer la naturaleza al interior de los palacios, por lo que el juego con la luz, el reflejo del agua, las ligeras columnas como troncos de palmera…convierten a la Alhambra en un espectáculo en si misma. Ocurre además que sus paredes están decoradas con poemas que bien interpretados nos proporcionan una valiosísima información para entender y comprender el monumento. Una voz poética femenina que nos guía y nos recrea las funciones de las diferentes estancias a la vez que ensalza la belleza del monumento y el poder de su sultán.

Patio de los Leones en la Alhambra
Patio de los Leones

Alrededor del monumento hay infinidad de leyendas que nos fascinarán como fascinaron a los viajeros románticos del siglo XIX, que quedaron prendados de con las historias de los gitanos que habitaban sus estancias…en una Alhambra olvidada hasta ese momento.

La Alhambra fue declarada finalmente Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984 y como guías oficiales recomendamos su visita guiada para realmente comprender todo lo que el monumento ofrece al visitante desde su historia y arquitectura, hasta sus jardines y poemas.

¿Cómo?

¿Cómo visitar la Alhambra? La Alhambra comprende unas 10 hectáreas de terreno y se divide en tres partes: La Alcazaba (fortaleza), los Palacios Nazaríes (residencia de los sultanes) y los jardines del Generalife (lugar de descanso de los reyes musulmanes). Al tratarse de un monumento con una gran extensión la visita debe de realizarse de una forma pausada, con tiempo para comprender la función, la decoración y el mensaje transmitido por cada una de estas partes.

La primera opción es hacer la visita por nuestra cuenta, pero quizás de esta forma no consigamos extraer toda la información que el monumento puede proporcionarnos. La Alhambra oculta numerosas simbologías en su arquitectura que resultan increíblemente interesantes pero que a menudo pasas desapercibidas al visitante.

Leyendo las paredes de los Palacios en la Alhambra
Interpretando la caligrafía árabe

Existen igualmente visitas guiadas para grupos, con un máximo de 30 personas por cada guía, pero no consideramos que esta sea la mejor opción porque no permite visitar la Alhambra de una forma relajada que ayude a disfrutar de la experiencia con tiempo para tomar fotos, hacer preguntas, sentarse para admirar y disfrutar del paisaje… Quizás la forma más inteligente de visitar la Alhambra sea contratando un guía privado que dedique su explicación únicamente a nuestra familia. En Granada Selected Tours hemos decido fijar el máximo para grupos privados en 6 personas porque de esta forma el contacto con el guía es mucho más cercano y como resultado nuestra experiencia resultará mucho más enriquecedora. Nosotros les gestionamos la compra de las entradas y aconsejamos el día y la hora perfecta para disfrutar al máximo de las 3 horas de duración de su visita. Pueden contactar con nosotros aquí para cualquier consulta para planificar su visita o realizar directamente su reserva a través de este enlace. Por último, cabe destacar que, en épocas de mucha afluencia de turistas, si contratamos una visita privada tendremos acceso a los Palacios Nazaríes desde una cola distinta al resto de visitantes, lo que agilizará bastante nuestro acceso y reducirá sensiblemente los tiempos de espera.

El fruto de la Granada Judía

El granado es un árbol que ofrece un fruto singular y único del tamaño de una manzana grande, cuyo interior está poblado de granos dulces.

Su zona de origen se establece entre el Kurdistan, Afganistan, Siria y la antigua Persia, y su nombre latino expresa que es abundante en granos; así los romanos la llamaban manzana de granos.

Es un fruto ligado a la historia a los pueblos que se establecieron en Mesopotamia y el Próximo Oriente con anterioridad al primer milenio antes de Cristo y que tenían lenguas con un origen común.

La leyenda atribuye a la granada el lugar que la manzana ocupa en la tentación que Eva indujo en Adán y como tal es un fruto del paraíso.

En la Roma del Imperio fue símbolo de fecundidad y  riqueza y así siguió considerándoselo hasta la Edad Media cuando los andalusíes destacaron las cualidades culinarias de las granada cultivadas y las medicinales de las agrias o silvestres.

En Grecia fue consagrado a la diosa Afrodita, mientras que en Siria lo fue a la diosa Rimmel.

El historiador árabe Ahmad Al Razid dejó escrito que la ciudad hoy llamada Granada era conocida como Garnatat Al Yahud, cuya traducción significa Granada de los judíos.

La fruta de la granada presente en el año nuevo judío.

Lo cierto es que el nombre de esta ciudad es sinónimo de un fruto dulce y hermoso, grato al paladar y a la vista, de delicado perfume y delicioso sabor con una historia y un ritual poético milenario.

Dicho fruto tiene un significado muy especial y esencial para los judíos, a tal punto de considerarlo sagrado. Según la tradición, cuando se abre una granada, cualquiera sea su tamaño, el fruto contiene siempre, en todos los casos, 613 granos. Éste es el número de preceptos que un buen judío debe cumplir para ser una persona ética y justa.

Este pueblo, también le concede a la granada el simbolismo de la abundancia, razón por la cual deben tomarse granadas durante la celebración del año nuevo judío a principios de otoño, momento en que dicha fruta está madurada y dulce para tomar.

Entre las variadas celebraciones festivas del calendario judío, sin duda la más solemne e importante es la semanal del Shabat, el descanso del sábado.

Durante la misma, nadie puede trabajar ni estar preocupado o triste; es un día de solaz y regocijo que debe dedicarse al estudio, la oración y al bienestar del cuerpo y del espíritu.

Como todos los días del año señalados del año hebreo, la fiesta comienza la víspera del día anterior, es decir, el viernes, una vez que han aparecido en el cielo las primeras tres estrellas y termina el propio sábado cuando ocurre lo mismo.

El Rosh Ha-shaná o año nuevo se celebra con una cena abundante con adafina, un plato muy popular entre los judíos sefarditas debido a que por tradición se elabora en una olla de barro durante la noche del viernes y se come durante el Shabat, y además un fruto infaltable, la granada, siendo un vehículo de buen augurio.

La cautiva que reinó en la Alhambra

…España, finales del siglo XV, en los últimos capítulos de la larga Reconquista, una noble cristiana se convirtió en esclava del rey moro de la Alhambra de Granada; abjuró de su fe por amor y fue acusada de abocar el reino nazarí

Y esa mujer fue Isabel de Solís, convertida al Islam bajo el nombre de Soraya.   

La joven de poco más de 17 años era hija del alcalde de Martos en Jaén, Sancho Jiménez de Solís. Isabel había vivido hasta entonces una vida tranquila, junto a sus nodrizas y cuidadoras que la educaron y velaron por ella desde que quedara huérfana de madre nada más nacer.

La bella Isabel de Solís había sido prometida en matrimonio con Pedro Venegas pero aquel matrimonio no se pudo llevar a cabo porque fue capturada como esclava por los nazaríes de Granada y llevada a la Alhambra.

Primero fue vendida en el mercado de esclavos de Granada y fue comprada por la sultana Aixa, la esposa favorita del rey Muley Hacén y madre de su hijo Boabdil.     

Pero un día, mientras la cautiva cristiana estaba lavando camisas, entró Muley Hacén en el lavadero y quedó prendado de su juventud y su belleza. Se enamoró de ella y se la compró a  su esposa Aixa.  Tanto se entregó al rey que Isabel abjuró de su propia fe cristiana y se convirtió al islam. Pasó a llamarse entonces Soraya, nombre que significa “Lucero del alba”. 

…»la Romía», era el nombre utilizado para describir a una mujer cristiana que se convertía al islam…

El rey Muley Hacén se casó con ella, dejando a un lado a Aixa. Pero la vida en la Alhambra no fue fácil para Zoraida. Con tantas mujeres para un solo hombre, las luchas para atraer la atención de Muley Hacén eran constantes.

Poco a poco y por su influencia en las decisiones del rey, Zoraida empezó a desempeñar un papel cada vez más importante en el reino. Los recelos de Aixa aumentaron cuando tuvo dos hijos: Nasr ben Ali y Saad ben Ali, a los que consideró posibles rivales de su hijo, el primogénito  Boabdil, en la sucesión al trono.

Muley decidió expulsar a Aixa de la Alhambra, quien se instaló junto a Boabdil en una casa del Albaicín. Esta decisión desencadenó conflictos protagonizados por Muley Hacén,  su hermano Abdallah al Zagal y por su hijo Boabdil.

Salida de la familia de Boabdil de la Alhambra
Salida de la familia de Boabdil de la Alhambra, Manuel Gómez-Moreno González

Pero entre luchas y alianzas y sintiéndose viejo y enfermo, el rey Muley decide abdicar el trono en su hermano El Zagal, motivo por el cual, Boabdil, se había rebelado contra su padre y junto con su madre, avivó una guerra civil. 

Dada la difícil situación, en 1482 Zoraida parte hacia el exilio con su esposo y sus hijos y tres años después, Muley Hacén muere. 

Zoraida, al quedar viuda,  tomó la decisión de volver a su cultura original y pidió el bautismo, al igual que sus hijos. La Iglesia aceptó que su anterior abjuración había sido forzada por Muley pero su futuro no fue fácil para ella porque las esclavas liberadas no siempre podían recuperar su vida anterior, sobre todo si ya no eran vírgenes. El honor era muy importante y la mujer debía ofrecer una excelente reputación. Si no, otra posible opción era el convento…

Sus hijos adoptaron los nombres de Juan de Granada y Fernando de Granada pero se desconoce lo que le sucedió a Isabel al igual que no se conoce dónde ni en qué año murió.

El estatus social de las mujeres de la Alhambra

La Corte Nazarí debió albergar todo un mosaico de féminas que, desde sus considerables diferencias étnicas, sociales, físicas y culturales, llenaron de diversidad y color los múltiples rincones y espacios de la Alhambra, desde las mujeres árabes a las mujeres importadas en calidad de concubinas.

El primer colectivo del mundo femenino nazarí era el integrado por las “esposas legales” de la dinastía y estaba constituido exclusivamente por aquellas mujeres pertenecientes a la propia familia real que fueron desposadas con emires de la estirpe. Estas mujeres legítimas eran las llamadas mujeres libres.

Mujeres en el interior de la torre de las Infantas, de Edwin Lord Weeks

Las esposas legítimas nazaríes eran por lo general primas paternas del soberano en cuestión, pues en el Reino de Granada se practicó con acostumbrada frecuencia la modalidad del matrimonio entre primos.

La primera razón que motivaba esta unión era de índole económica, pues el matrimonio entre primos permitía mantener las propiedades dentro de la propia familia. Son varios los casos de matrimonios de emires con primas paternas en el entorno familiar nazarí como Muhammad I, el propio fundador de la estirpe.

Pero un aspecto de vital importancia en este matrimonio y sobre todo en la mujer para poder contraer matrimonio, es el relativo a su virginidad.

De hecho, el Corán resalta esta cualidad como deseable, por no decir imperativa.  Esta castidad estaba relacionada con su recato y por eso, debían ir siempre veladas, ocultas de la vista ajena a excepción de la de su marido y la de sus parientes no prohibidos, siendo considerado un símbolo de respetabilidad.

“ … Di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos”

La danza del harem, de Edouard Richter

Pero junto a las mujeres de sangre nazarí, consta también que hubo esclavas y concubinas. De hecho, el Corán alude a los esclavos.

No olvidemos el hecho de que el pueblo árabe se considera hijo de Agar, la esclava concubina de Abraham, cuyo hijo Ismael, es tenido por el padre los árabes, mientras que Isaac, el otro hijo de Abraham junto con su esposa libre, Sara, es históricamente el ancestro del pueblo hebreo. Abraham significa etimológicamente “padre de muchos pueblos”.

Pero cabe destacar que Agar, no era el nombre verdadero de esta concubina egipcia, sino su apodo. Agar significa la “alejada” debido al exilio y el abandono por parte de Abraham a petición de su esposa libre Sara.

En esta cultura, educar, liberar y desposar a una esclava por parte de su amo suponía una doble recompensa celestial y por esto, el comercio de esclavos floreció en Al-Andalus.

Mujeres guapas y rubias de origen europeo podían alcanzar el estatus de una mujer legítima pero también hubo mujeres esclavas negras de origen africano altamente apreciadas como buenas cocineras y excelentes concubinas.

La presencia de sirvientas y mujeres extranjeras, tan diferentes en origen, era necesaria como reflejo de la prosperidad económica de la corte nazarí. Poseer esclavos del género que fuese, era una señal de bienestar económico y de posición elevada.  El lujo aumenta la fuerza de una dinastía y las mujeres eran un factor fundamental en su exhibición, ejerciendo una función que podríamos calificar de ornamental tanto entre las mujeres legítimas como las concubinas.

Entre las mujeres no libres, existían las esclavas convertidas en concubinas – madres de la dinastía nazarí y aquellas que, por el contrario, fueron tan solo destinadas al servicio doméstico o al entretenimiento en la Alhambra.

Pero los sultanes nazaríes, constatan el gusto por las mujeres cristianas. Y para ellas, la única salida hacia la libertad era la conversión al Islam y la maternidad era el medio que permitía, por lo tanto, escalar en la pirámide social del harén e incluso dentro de la dinastía. Como es evidente, la gran esperanza de estas concubinas no solamente era la de tener un hijo, sino también la de convertirse en la madre del futuro sultán. Y dicho privilegio fue alcanzado por algunas concubinas de la Alhambra.

Pero como era de suponer, las mujeres libres, es decir, las esposas legítimas, eran lógicamente las oponentes más firmes al concubinato, pues se convertían en las mayores víctimas de tal situación.

Isabel de Solís o Soraya

Junto a las concubinas de origen cristiano, algunas de las cuales acabaron siendo sultanas de la Alhambra, hubo también en la corte nazarí otro tipo de esclavas, empleadas únicamente para el servicio doméstico como cocineras, camareros, comadronas, médicas y nodrizas. Y cabe destacar, entre las sirvientas de la Alhambra, hubo algunas mujeres de color.

Pero también hay que resaltar una tercera modalidad de esclavas junto a las concubinas y las mujeres de color destinadas al servicio doméstico. Estas eran las esclavas cantoras y bailarinas dedicadas al espectáculo y a la distracción.

Y las esclavas de Granada en el período nazarí sobresalían en el arte de las danzas con pañuelos y sables, engalanadas de trajes y aderezos, y de otros juegos, con los que mostraban sus destrezas. Por ser tan polifacéticas, estas mujeres eran, por lo tanto, las más caras.

Y entre todas estas concubinas, la gran favorita por excelencia, en la historia de la dinastía nazarí fue Soraya, la segunda esposa del emir Muley Hacén.

¿Te gustaría conocer la historia de Soraya?

Carlos V, rey y emperador

Nacido en Gante el 24 de Febrero de 1500 y muerto en Yuste el 21 de Septiembre de 1558.

Una serie de alianzas dinásticas y fallecimientos prematuros convirtieron al nieto de los Reyes Católicos en el joven más poderoso de Europa y las nuevas Américas.  

Reinaba como Carlos I de España desde los dieciséis años y a los veinte, tras la muerte de su abuelo paterno, el emperador Maximiliano I de Habsburgo, como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y se le designa como Carlos I de España y V de Alemania.

Pero… ¿Fue realmente un emperador que no supo ser rey?

En sus últimos días, Carlos tiene mucho tiempo para reflexionar y recapacitar. En una charla con su hermana Maria hace balance de sus años de reinado, de sus logros y sus derrotas, de sus virtudes y defectos  y además, su mente se llena de recuerdos, nunca ha olvidado a su esposa Isabel de Portugal.

  “Fui el hombre más poderoso pero me he visto incapaz de colmar el deseo de una mujer atormentada… Es mucha la distancia entre lo que me propuse y lo que logré y eso solo tiene un nombre… fracaso. Ni acabé con la herejía,  ni sometí al infiel ni conseguí unir a la cristiandad en una monarquía universal”

No han sido poco los reinos que han sucumbido al morir sus Reyes pero en nada quedan comparados con los vividos tras la muerte de su Católica La Majestad.

Desde la muerte de Isabel la Católica, Fernando de Aragón, trató de hacerse con el control de los reinos pero la política francófila de Felipe los hizo enfrentarse. Fernando abandonó Castilla y se refugió en Aragón. La muerte repentina de Felipe y el estado de enajenación mental de Juana, cambió la situación. Nadie gobernaba en Castilla, Felipe muerto, Juana enloquecida y Fernando ausente tuvo que regresar a Castilla y mantener la promesa que Fernando le hizo a Isabel.

En 1516, tras la muerte de Fernando el Católico, Carlos se convierte en el heredero legítimo de todos los estados que habían pertenecido a sus abuelos.

Sin embargo, Carlos tenía seis años, era un niño y Cisneros, regente de Castilla, sin duda, como dirigente político y religioso, fue el personaje clave durante la época más delicada de la transición de España entre los siglos XV y XVI y su papel fue decisivo para la creación del Imperio español.

Hasta que Carlos fue declarado mayor de edad el 5 de Enero de 1515, recibió una esmerada educación tanto por su tía Margarita de Austria como Adriano de Utrech, su profesor más influyente y Guillermo de Croy, señor de Chièvres, como una pieza fundamental en su política.

A lo largo de su reinado, Carlos viajó de un extremo a otro de sus dominios y combatió en muchos campos de batalla, fue un monarca itinerante sin tener una corte estable pero siempre supo rodearse de importantes artistas, pensadores y hombres de ciencia.  Y de todos los países que heredó, España fue el más difícil de consolidar bajo su dominio.

Carlos V coronado emperador en Aquisgrán

¿Pero por qué Carlos y no Fernando? La historia de dos hermanos que crecieron recelando uno del otro.

Quien había nacido en España reinaba en Alemania, mientras que el que se había criado en el extranjero era rey de España.

Fernando, era hermano menor de Carlos, se educó en Castilla y fue visto con cierta simpatía por la nobleza castellana. Tras la elección de Carlos como emperador, Fernando se convirtió en uno de sus más fiables colaboradores pero también en un posible rival.

Fernando I de Habsburgo, fue el hermano desterrado de Carlos que finalmente se convirtió en emperador y su política estuvo marcada por la lucha contra los protestantes. Sin embargo, los dos emperadores también tuvieron cuatro hermanas a menudo olvidadas.

Leonor, la primogénita. Fue entregada al rey de Portugal quien le sacaba 30 años y había estado casado anteriormente con dos infantas españolas. Quedó viuda y contrajo matrimonio con Francisco I, rey de Francia y enemigo principal de España.

Isabel, la leal. Fue maltratada por su marido. Pasó todo tipo de vicisitudes a causa de un marido infiel, como en el caso de su hermana Leonor.

María, gobernadora de los Países Bajos. Como la más destacada y quizás la más inteligente de las cuatro hermanas archiduquesas de Austria. Era la hermana más unida al emperador. Terminó convirtiéndose en consejera insustituible del emperador más importante de la Europa de entonces.

Catalina, la única española. Junto a su hermano Fernando fue la única que nació en suelo español. También fue la más longeva de todas ellas. Estuvo recluida con su madre Juana en el Palacio de Tordesillas. No siguió a ciegas la política fraterna y, quizás por ser reina, siempre apoyó los proyectos del trono portugués sin dejar de ser leal a su dinastía, la Habsburgo.

Pero los Reyes nunca gobernaron sin sus reinas…

No son pocas las mujeres que han tenido un papel fundamental en la historia de España y que, sin embargo, no han sido reconocidas como debieran o sencillamente han sido pasto de las llamas del olvido como es el caso de Isabel de Portugal, esposa del rey español y Emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico.

Ella con 23 y Carlos con 26 años, se casaron en los Reales Alcázares de Sevilla en el año 1526.

Siempre se ha afirmado que Carlos fue más Quinto que Primero, más emperador que rey; esto es, que estuvo mucho más inmiscuido en los asuntos del Imperio que en sus súbditos castellano-aragoneses.

Isabel llegó a ser gobernadora de España en ausencia de su marido y no son pocos los biógrafos que aseguran quedicho estado de soledad contribuyó a su fallecimiento prematuro.

La princesa recibió una esmerada educación de carácter humanista, aprendió a leer y escribir, latín, castellano, inglés y francés. No se descuidó de su formación artística y recibió una sólida formación musical. Es por ello que en cada parto, siempre mantenía su rostro tapado al igual que Isabel la Católica, aguantando los dolores propios con gran compostura, según narran algunos cronistas. 

Isabel de Portugal muere en 1539, cuando solo contaba con treinta y seis años de edad. Se ha especulado mucho sobre las causas de su muerte pero, en definitiva, parte de la historiografía coincide en que lo que llevó a este prematuro fallecimiento, no fue sino la tristeza y soledad ante las largas ausencias del Rey.

Y Carlos, no volvió a casarse…

Trece años, desde el 1526 al 1539 había vivido doña Isabel en España como Emperatriz y Reina consorte.

El triste deceso fue el día 1 de mayo al mediodía, y después de las honras fúnebres, las de una Reina, se puso en marcha por orden del Emperador la comitiva que iba a acompañar sus restos mortales hasta Granada, para ser depositados en la Capilla Real. Pero el Emperador, desolado no acompaño esta procesión. Carlos V se refugió en el Monasterio Jerónimo de la Sisla, aislándose en él durante más de un mes.

Es aquí cuando comienza el final de Carlos, la decadencia del dueño del mundo.

Alegoría de la abdicación del emperador Carlos V en Bruselas

Carlos e Isabel, tuvieron seis hijos:

  • Felipe II de España, María de Austria, Fernando, Juana de Austria, Juan y Juan, que nació un año después de morir el anterior Juan, y que al nacer provocó la muerte de su madre por complicaciones con el parto.

Pero Carlos V también tuvo una vida extramatrimonial entretenida, y de la misma nacieron los siguientes hijos:

  • Isabel de Castilla, Margarita de Austria, Juana de Austria, Tadea de Austria y Juan de Austria.

Es importante remarcar que cada uno de estos hijos bastardos del rey fue fruto de su relación con una mujer diferente. Es decir, todos son hermanastros pero ninguno es hermano de otro.

Pero ni el más poderoso de los hombres es inmune a la enfermedad y la muerte…

En la última etapa de su vida comía solo porque le avergonzaba que su marcado prognatismo se acentuara al masticar los alimentos. Tuvo fuertes ataques de gota por la excesiva ingesta de carne en su dieta, bebía, además, 4 o 5 litros de cerveza en cada comida y además lo postraron en una silla-camilla de madera hasta su muerte, en 1558, por culpa de una malaria.

Y es así como Carlos, Rey y Emperador, abdicó y marchó a las Españas para no volver, eligiendo el Monasterio de Yuste para pasar los últimos días de su vida.

“La generosidad de mi  madre Juana de Castilla me llevó a gobernar a los 17 años de edad, luego, siendo todavía un muchacho, se me concedió el derecho del Imperio.

En poco tiempo debía de erigir, Flandes, Nápoles, Sicilia y las tierras de ultramar. Ha sido quizás mi vida, un rosario de viajes que no solo han consumido este cuerpo mío sino que me arrancaron con frecuencia de mis compañías más amadas, la de mis hijos y la de mi esposa, a quién habría querido entregar todos mis días.

Pero no sólo me llamaba el deber, para mis tormentos y mis dominios también las guerras. Batalle siempre obligado para defenderme de la ambición de otros, de quien creía habría de ser mi único enemigo, el turco y esa condena que fue para mí, el Rey Francisco de Francia.

Hube de combatir además el brote del hereje de mi propio imperio, peligro que no he sabido amainar como hubiese querido … Mas ninguno de esos trabajos me fue más penoso ni me afligió tanto como el que ahora siento al dejaros.

Para gobernar los estados que Dios me concedió no tengo ya fuerzas y las pocas que me quedan se acabaran pronto… estando ya tan cansado, no puedo prestar ya servicio alguno como sí lo harán quiénes reciban mi legado…

A mi hijo Felipe, a quien dejo las Españas, Flandes, las tierras Italianas y las de las Indias mientras que el Imperio quedará en manos de mi hermano Fernando.

Aunque son muchos los enemigos, la fuerza de esta unión familiar, lograra vencerlos.»  

Aquel hombre que había acumulado un poder sin igual durante siglos decidía abandonarlo antes de tiempo, afectado, como su madre, por rachas de profunda depresión.

Silencio y reposo eran ya los únicos deseos de un hombre que había padecido sin quererlo la tragedia de dominar el mundo.

Vítor o vítores

Vítores en la fachada de la Capilla Real de Granada
  • En la fachada de la Capilla Real podemos contemplar unos curiosos y antiquísimos graffitis: los vítores estudiantiles
  • Es tradición que en las universidades españolas cuando un estudiante se licenciaba lo celebraba de una forma muy curiosa.
  • Pintaba su nombre con una mezcla de almagra (tierra arcillosa), pimentón, aceite de oliva, y sangre de toro.
  • ¿Dónde? Sobre las paredes de la propia Universidad o edificios adyacentes, eran los graffitis de la época; el símbolo de triunfo o victoria que se ponía se llamaba “vítor” o “vítores” y procedía del término latino “VICTOR»
  • Esto se escribía en forma de anagrama en el cual en una sola figura se componía la palabra entera con sus letras, imaginativa y convenientemente dispuestas.
  • Como se puede ver en la fachada la letra “C” de VICTOR se pone boca abajo en la parte inferior, en forma de “luna”
  • Poner a alguien “En los cuernos de la luna” significaba enaltecerlo, elogiarlo por algún logro y deriva de este tipo de anagrama.

La Gran Vía de Granada, siglo XIX

Aspecto de la calle Gran Vía de Colón en el siglo XIX
  • Se trata de una avenida rectilínea flanqueada por numerosos edificios de estilo modernista y art deco.
  • Los granadinos la llamaron la Gran Vía del azúcar, pues se financió parcialmente con los beneficios del comercio de la remolacha azucarera que se cultivaba en la Vega de Granada
  • Granada tuvo su Siglo de Oro gracias a la remolacha.
  • A finales del siglo XIX coincidiendo con una grave crisis en el cáñamo y el lino y como consecuencia de la pérdida de las colonias americanas desde donde se importaba el azúcar, algunas personas brillantes como D. Juan López Rubio, realizó ensayos para adaptar el cultivo de la remolacha y se convirtió finalmente en el creador de la industria del azúcar en la Vega de Granada.
  • Se creó la Real Sociedad de Amigos del País que repartieron semillas por 48 pueblos y se dio anticipos a quien lo solicitaba.
  • Aquello animó a los agricultores provocando una euforia que llevó a sembrar toda la Vega y a la construcción de 13 fábricas, convirtiéndose Granada en la primera productora de remolacha de toda España.
  • Se inició así una era de prosperidad en la ciudad de Granada vinculada a la explotación de la remolacha azucarera, cuyo legado más importante es esta hermosa avenida: la «Gran Vía del azúcar».

Los mejores 12 destinos para vacaciones en Andalucía

1. Granada

Vistas de Granada con Sierra Nevada al fondo

Obviamente comenzamos por Granada, como no podría ser de otra forma 😉, porque además tiene suficientes atractivos como para plantearse el pasar más de una noche en la ciudad.

La mundialmente conocida Alhambra es el monumento más visitado de España y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En temporada alta las entradas suelen agotarse con facilidad, así que conviene reservar con bastante antelación y prestar mucha atención a la hora de acceso a Palacios Nazaríes porque hay que acceder a esta zona con un margen de 30 minutos sobre la hora indicada en nuestro billete o no denegará el acceso…

Pero, como digo, Granada tiene mucho más que ofrecer y estos son otros de sus atractivos:

  • El barrio del Albaicín (aunque a mi me gusta más la grafía Albayzín) y sus callejuelas empedradas con numerosos miradores para sentarse, conversar y admirar las vistas de la ciudad y de la Alhambra.
  • El Sacromonte es un túnel del tiempo. Pasear por este barrio al mediodía, en un soleado día de otoño, es una de las sensaciones más placenteras que recuerdo.
  • La Catedral y la Capilla Real, además mostranos su esplendorosa arquitectura, nos recuerdan la importancia que siempre tuvo Granada para los Reyes Católicos, como símbolo de culminación de su Reconquista.
  • La Alpujarra y la Costa Tropical. Son dos escapadas perfectas para pasar un día lejos del mundanal ruido y relajarse en la montaña o el mar..porque ambos se encuentran a una hora de trayecto desde la capital.

2. Sevilla

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es imagen-destacada-1-1024x683.jpg
La Giralda de Sevilla

Es la capital de Andalucía y está llena de barrios, parques y monumentos para pasear y descubrir. Siempre se dice que «Sevilla tiene un color especial» parafraseando la canción…y es que se trata de una ciudad bellísima, sin duda…

Los sitios que no hay que perderse al visitarla son:

  • La Catedral de Sevilla es la catedral gótica más grande del mundo y ha sido declarada Bien de Valor Universal Excepcional. Contiene una impresionante colección de obras de arte en su interior con mención especial al Retablo Mayor que es el más grande de la cristiandad.
  • La Giralda es la torre campanario de la Catedral y una de las atalayas más privilegiadas de Sevilla para fotografiar a vista de pájaro el centro histórico de la ciudad. Se trata de una torre almohade inspirada en las de Rabat o Marrakech.
  • El Alcázar es la residencia del rey en sus visitas a la capital andaluza. Es el monumento más visitado de la ciudad y fue elegido por su singular belleza como escenario para la famosa serie «Juego de Tronos».
  • El barrio de Santa Cruz es el sitio ideal para hacer una parada para comer en cualquiera de los muchos restaurantes que encontraremos. Además el barrio está lleno de tiendas de souvenirs y cafeterías.
  • En el Parque de Maria Luisa podremos reposar la comida mientras damos un agradable paseo y cuenta además con una zona de aves acuáticas muy recomendable si viajamos con niños.
  • Y finalmente, antes del atardecer, el broche de oro lo pondrá la Plaza de España. Simboliza el abrazo de España a latinoamérica y también ha sido escenario de películas tan famosas como Lawrence de Arabia o El Ataque de los Clones.

3. Córdoba

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es imagen-destacada-2-1024x683.jpg
La Mezquita de Córdoba

Fue la capital del Califato Omeya en el periodo de máximo esplendor político, cultural y comercial de Al-Andalus. Y esto ha dejado evidentemente un legado histórico y monumental muy importante en la ciudad de Córdoba.

Estos son los puntos de mayor interés al visitarla:

  • La Catedral de Córdoba es sencillamente impresionante. Su sala, con 856 columnas y 365 arcos de herradura blancos y rojos, es sin duda un símbolo de la ciudad mundialmente conocido.
  • El Alcázar de los Reyes Cristianos es también una visita obligada para pasear por sus magníficos jardines mientras aprendemos acerca de sus numerosas utilizaciones a lo largo de la historia: Residencia de los Reyes Católicos, sede de la Inquisición, prisión,…
  • La Judería y sus patios llenos de flores son el paseo perfecto para finalizar la mañana almorzando en alguna de sus tascas o restaurantes. Recomendamos probar el flamenquín cordobés así como su famoso salmorejo.
  • Por la tarde podemos dar un paseo al otro lado del Puente Romano para hacer unas fotos espectaculares con la puesta de sol desde esta otra perspectiva.

4. Málaga

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Malaga-Panoramica-1024x683.jpg
Vistas de Málaga desde el Castillo de Gibralfaro

Málaga es la ciudad perfecta para combinar un día de sol y cultura. Porque además de ser un famoso destino de playa en Andalucía, también cuenta con numerosos museos y monumentos históricos muy destacables.

  • El Museo Picasso abre a diario y cuenta con cerca de 300 obras de este genio malagueño que quiso que parte de su obra estuviera en su ciudad natal.
  • El centro Pompidou de Málaga es una sede del que se encuentra en Francia. El cubo en el que se encuentra ya resulta muy interesante a nivel arquitectónico pero además cuenta con una exposición multidisciplinar que resulta de lo más interesante.
  • El Museo Carmen Thyssen es una oportunidad única para contemplar cuadros de Goya, Fortuny, Picasso…además de pasear por el edificio del siglo XVI que alberga el museo.
  • A nivel monumental, no hay que dejar de visitar la Catedral que es una de las joyas renacentistas de Andalucía así como el Castillo de Gibralfaro que un día fue la fortaleza más importante de Málaga y que nos ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad y su puerto.

5. El Caminito del Rey

Desfiladero del Caminito del Rey en Málaga

Sin dejar la ciudad de Málaga, podemos realizar esta ruta natural que resulta una de las más espectaculares de Andalucía y que además fue restaurada y puesta de nuevo en servicio en 2015.

Llegó a ser uno de los senderos de montaña más peligrosos del mundo en el año 2.000, hasta que se renovó y en la actualidad resulta completamente seguro. Pudiendo realizar visitas con guía de montaña de unas tres horas de duración por este desfiladero a más de 100 metros de altura.

Eso sí…hay que pensárselo bien porque una vez iniciado el recorrido no hay vuelta atrás porque es de un solo sentido! El recorrido se extiende durante 3 kms y la pasarela tiene 1 metro de ancho.

Toda una aventura para disfrutar y superarse!

6. Las Cuevas de Nerja

Cuevas de Nerja en Maro (Málaga)

Esta es sin duda una experiencia perfecta para familias con niños.

Además de visitar el pueblo de Nerja (mi favorito en la Costa del Sol) aprovecharemos para subir a Maro y visitar esta cueva catalogada como Bien de Interés Cultural desde 2.006, que cuenta con numerosas pinturas rupestres y la estalactita más grande del mundo con una altura de 33 metros.

La cueva se descubrió por casualidad en el año 1.959 por un grupo de jóvenes de la localidad que acudieron a la zona para cazar murciélagos.

El paseo por el interior de la cueva dura unos 45 minutos y en verano resulta de los más agradable…porque la temperatura en el interior no supera los 21 grados.

Conviene reservar la entrada con antelación porque suele haber colas para acceder aunque también se pueden comprar directamente en las taquillas a nuestra llegada.

7. Sierra Nevada y las Alpujarras

Capileira-Alpujarras Granadinas-

Durante el invierno, la estación de esquí cuenta con 105 km de pistas de esquí disponibles y en verano se convierte en una escapada ideal para refugiarse del calor que hace en Granada y pasar un día de montaña visitanto Sierra Nevada y los pueblos de las Alpujarras.

Sierra Nevada es la cadena montañosa más alta de España, con más de veinte picos por encima de los 3000 metros. Nunca hace demasiado calor en esta región montañosa (incluso en verano) y, sobre todo, es el lugar perfecto para disfrutar del lado más auténtico y menos turístico de Andalucía. Los pueblos de las Alpujarras son famosos por su carácter pintoresco y han mantenido su estética morisca a través del tiempo.

Se trata de una ubicación perfecta para caminar en la montaña y practicar deportes de aventura como escalada, parapente, bicicleta de montaña o paseos a caballo.

Naturaleza, artesanía y gastronomía…una combinación pefecta para que esta experiencia se convierta en un éxito asegurado!

8. Ubeda y Baeza

Hospital de Santiago en Ubeda

Dos bellísimas localidades que se escapan a menudo de la ruta turística habitual que sólo incluye el triángulo Granada-Sevilla-Córdoba.

Recomendamos visitar Úbeda y Baeza (provincia de Jaén), porque se trata de dos sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con un legado renacentista excepcional y que ofrecen un precioso paseo por sus calles cargadas de historia y arquitectura por los cuatro costados.

Situadas entre infinitos campos de olivos y ubicadas a solo 8 km de distancia, las dos localidades mantuvieron todo su encanto a lo largo de los siglos y resultan bastante diferentes del resto de pueblos blancos tradicionales andaluces.

Estos son los sitios más destacados de Úbeda:

  • La Sacra Capilla del Salvador: una verdadera joya del renacimiento español
  • El Palacio de Vázquez de Molina, hoy Ayuntamiento
  • El Palacio del Deán Ortega, construido en el siglo XVI
  • La Basílica de Santa María de los Reales Alcázares

Y los imperdibles en Baeza:

  • Visita la catedral de Baeza
  • Descubre el palacio de Jabalquinto
  • Ir a ver la iglesia de San Juan
  • Paseo por la Plaza del Populo

9. El desierto de Tabernas

Desierto de Tabernas, Almería

Nos desplazamos hasta la provincia de Almería, donde se encuentra el desierto árido más grande de Europa.

Con menos de 250 mm anuales de lluvia y temperaturas medias superiores a los 17º, visitar Tabernas es lo más parecido a pisar la superficie lunar…

Un paisaje sobrecogedor por su aridez y desolación, que ha sido escenario de numerosas películas, sobre todo del denomimado Spaghetti Western, como «El bueno, el malo y el feo» o «Un puñado de dólares». Allí también se rodaron otras películas famosas como “Lawrence de Arabia” e “Indiana Jones”.

En Tabernas, debes visitar Fort Bravo (también llamado Texas Hollywwod). Fue uno de los pueblos construidos para servir como escenario de una película del oeste americano, y se mantuvo como está después. ¡Puedes visitar el salón e incluso asistir a un duelo entre el sherif y un bandido!

Para conocerlo más a fondo, podemos organizar una visita privada del desierto de Tabernas con un guía experto en la zona que nos instruirá acerca de su flora y fauna tan características, en lo que respecta principalmente a las aves y reptiles que lo habitan.

10. Cabo de Gata y Parque Natural de Níjar

Playa de los Muertos en Cabo de Gata

No deberíamos de dejar la provincia de Almería sin antes visitar sus dos famosos parques naturales.

El Parque Natural Cabo de Gata es el espacio protegido costero y terrestre más extenso de toda la región mediterránea. De origen volcánico, ofrece varios tipos de paisajes que van desde hermosas playas y calas hasta paisajes más salvajes de estilo desértico.

Algunas de las actividades que podemos realizar en este singular paraje natural:

  • Senderismo por uno de los muchos senderos señalizados
  • Submarinismo
  • Dar un paseo en barco
  • Bañarnos en alguna de sus famosas playas de arena fina y agua cristalina como Las Salinas o Los Muertos
  • Observación de aves (principalmente flamencos) en Las Salinas
  • Explorar los pequeños pueblos de pescadores de Las Negras o San José, que son además el lugar ideal para disfrutar de un excelente almuerzo con productos locales del mar y de la tierra…

11. Marbella

Puerto Banús, Marbella

Si te gusta la exclusividad, entonces Marbella es el sitio perfecto para ti!

Este destino de lujo ubicado en la Costa del Sol tiene todo lo que sueñas: 27 km de playas, villas de prestigio, tiendas de las mejores marcas, cafeterías y discotecas de lujo. Marbella es un destino de fiesta muy famoso para los turistas que quieran observar y vivir de cerca la denominada «jet-set«.

Para echar un vistazo a todo este lujo, puede ir al puerto deportivo de Puerto Banús donde se ecuentran atracados algunos de los yates más lujosos del mundo, algunos de los cuales podemos alquilar por un precio medio de 300€ por dos horas.

Durante el verano, celebridades de todo el mundo pasan por Marbella para disfrutar de las playas y la vida nocturna.

Además de todo este brillo y glamour, Marbella cuenta también con un encantador centro histórico de casas blancas típicas del litoral andaluz.

Si elijes disfrutar de una tarde en la playa, la mejor es Cabopino o Dunas de Artola. Está protegida del viento y tiene aguas poco profundas y cristalinas.

12. Gibraltar

Paseo Marítimo de Gibraltar

Y la última sugerencia es para aquellos que quieran visitar un trozo del Reino Unido en el sur de Andalucía…

A dos horas de trayecto desde Málaga, llegamos a la frontera que separa España de Gibraltar.

De repente nos sentiremos como en el sur de Inglaterra, con carteles en inglés, las típicas cabinas telefónicas rojas y autobuses de estilo inglés y por supuesto pubs ingleses. Gibraltar también tiene su propia moneda: la libra de Gibraltar, equivalente a la libra esterlina por lo que tendrás que cambiar tus Euros al llegar.

Una visita obligada en Gibraltar es el Rock Tour. Se puede llegar a pie, en coche o en teleférico y estas son las atracciones más destacadas:

  • Cueva de San Miguel: Fue utilizada como hospital durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día, se puede asistir a espectáculos de luz y sonido.
  • ¡Los famosos monos! Hay más de 200 monos caminando libremente sobre la roca. Cuidado con las pertenencias y no llevar comida.
  • Los túneles del Gran Asedio excavados dentro de la roca.
  • El Castillo de los Moros, construido en el siglo XIII por la dinastía Meriní, de origen bereber.

Granada es una ciudad de artesanía

La ciudad de Granada, desde tiempos inmemoriales, ha destacado por su artesanía siendo un reflejo de las diferentes culturas que han ido pasando a lo largo de la historia, dejando un importante legado de artesanos en la Alhambra y Granada.

Una de las culturas que mayor arraigo tuvo en Granada, fue la musulmana Nazarí, como es el caso de la taracea, la cerámica de fajalauza o la calidad de su luthería, por mencionar alguno de los oficios más relevantes.

Esta mezcla de culturas ha dado lugar a multitud de oficios artesanos reflejo de sus tradiciones, costumbres y versatilidad.

Taracea

Taller de taracea Laguna, en la Alhambra
  • La taracea es la artesanía granadina que mejor nos representa, pues refleja la influencia de la Alhambra.
  • El nombre viene de la palabra árabe Tarxia, que significa incrustación.
  • Esta técnica consiste en formar figuras geométricas o estrellas incrustando en la madera diversos tipos de maderas tales como la caoba, ébano, palo-santo, nogal, maderas de árboles frutales, así como hueso, plata y metales.
  • Los diseños usados son los mismos que en los siglos XIV y XV se usaron en la decoración de muebles, techos y puertas de la Alhambra.
  • Existen dos tipos de acabados para las piezas, el tradicional «a muñequilla» que es mate, y el de poliéster con brillo.
  • En la actualidad esta técnica sigue existiendo sólo en dos lugares del mundo: Damasco y Granada.
  • De taracea podemos encontrar joyeros, cajas de música, bandejas, muebles, marcos, baúles, tableros de ajedrez y otros artículos más modernos como imanes y jamoneros.

Cerámica de Fajalauza

Platos y fuentes de cerámica artesana, Fajalauza
  • La cerámica granadina es de origen morisco.
  • Conocida como Fajalauza por el nombre de una de las puertas de la muralla de la Granada antigua que protegía al Albaizín del barrio de los alfareros.
  • Ha llegado a nuestros días caracterizándose por sus colores verde y azul.
  • También conocida por decoraciones y motivos vegetales como pájaros y con presencia de la granada como símbolo de la ciudad.

Mantones de Manila

Vestido de Gitana con Mantón de Manila
  • El origen de los mantones nace en el año 600 a.c. cuando las mujeres chinas de la clase alta usaban este tipo de chales.
  • En Andalucía, como en Sevilla, Córdoba y Granada los motivos florales son los más conocidos.
  • Los mantones resaltan por el bordado de la rosa y en la simbología cristiana hace referencia a la Pasión de Cristo. En Granada, en la Festividad del Corpus Christi es muy común ver a las mujeres vestidas con mantones.
  • Por norma general los mantones son elaborados en seda natural, aunque podamos encontrar otro material como el crespón. Son muchas las tiendas tradicionales en Granada que trabajan los mantones de manila.
  • El mantón es más bonito con los flecos, suele estar realizado a mano, incluso en aquellos mantones que son de máquina, el trabajo de este consiste en ir anudando hilos de seda natural.

Mantillas

Mujeres vestidas con mantilla en Semana Santa
  • La mantilla es un trozo de tul bordado con un hilo muy fino, que es el que va rellenando el dibujo que se perfila en el tul.
  • Por normal general, las decoraciones de las mantillas suelen tener motivos florales.
  • Las horas de trabajo en elaborar una pieza de artesanía de este nivel, son muchas.
  • Las señoras que llevan toda su vida bordando mantillas en Granada suelen tener problemas en los ojos, perdiendo vista y padeciendo vista cansada.
  • Cada vez más complicado encontrar auténticas mantillas españolas elaboradas a mano, porque cada vez hay menos personas que se quieran dedicar a este oficio, pero en Granada aún podemos encontrar artistas tradicionales que disfrutan de la satisfacción personal de elaborar estas prendas para que familiares y amigos las luzcan en las ocasiones más especiales.

Guitarras

Taller de elaboración de «Guitarra Española» en Granada
  • En Granada es donde se encuentra el mayor número de maestros guitarreros de primera fila del mundo.
  • Grandes figuras de Granada relacionadas con la guitarrería son genios de la talla de Andrés Segovia o Ángel Barrios.
  • La escuela granadina, junto con la de Madrid, es la mejor del mundo: las mejores estrellas mundiales intérpretes de la música quieren que sus guitarras estén hechas en Granada, como por ejemplo Sting.
  • Hoy en día Granada y Madrid son, incuestionablemente, las capitales de la guitarra en España.
  • No hay otro lugar en el mundo en el que se citen tantos y tan buenos guitarreros como los que ocupan los talleres de la ciudad.
  • Comienza con la selección de la madera y acaba, tras meses de callado esfuerzo, en las manos de los guitarristas más importantes del mundo.
  • Incluso el clima afecta durante la producción de la guitarra y al parecer el que tenemos en Granada es ideal para su construcción.

Marroquinería y artesanía marroquí

Tiendas de marroquinería en la Alcaicería de Granada
  • El oficio artesano de la marroquinería también cuenta con una gran oferta de comercios en la ciudad, muchas de ellas se pueden encontrar en la Alcaicería de Granada, zoco repleto de comercios y en la calle Calderería más conocida como la calle de las Teterías, incluso en la subida de la Alhambra por cuesta de Gómerez.
  • Además de teterías, restaurantes y pastelerías con deliciosos dulces árabes, está llena de comercios con productos artesanos la mayoría de ellos provenientes de Marruecos como bolsos de piel, ropa, lámparas, joyería y bisutería, souvenirs…
  • En el Albaicín bajo se pueden encontrar varias tiendas artesanales donde encontrar este producto pudiendo recordar a la Granada Andalusí.

Peinetas

Mujer con peineta y mantilla
  • La peina o teja es el principal complemento de la mantilla.
  • Su uso se estiló en el siglo pasado para que favoreciera y vistiera al rostro.
  • Los toreros las usaban (con un tamaño menor) para recoger la coleta, ya que por aquel entonces el torero llevaba el pelo largo recogido en una trenza que enrollaba y sujetaba la peina. En Granada, durante la festividad del Corpus Christi, puede verse al torero con la peineta durante la corrida de Toros.
  • Originalmente, las peinas o tejas se hacían con tortuga Carey, pero para evitar la total extinción de esta especie, las peinetas de concha empezaron a sustituirse por otras de materiales sintéticos.

Figuras para Belenes

Figuras de Belén, modalidad Histórico Bíblica
  • La costumbre de representar el nacimiento de Jesucristo con figuras se originó en la Edad Media.
  • El nacimiento del primer Belén a San Francisco de Asís, que en 1.223 celebró la misa de Navidad dentro de una cueva en Italia.
  • Carlos III fue quien trajo esta tradición desde Italia a España ya que había sido rey de Nápoles.
  • La Alcaicería de Granada es un barrio típico de la cultura musulmana, formado por estrechas callejuelas en torno a las cuales se alineaban las casas y se ubicaba el zoco o el mercado donde se fabricaba y vendía la seda.
  • En la actualidad, además de punto de referencia turístico, se pueden encontrar infinidad de productos de artesanía árabe, recordando y trasladando al visitante a las calles de los bazares árabes e incluso conocer a los artesanos que crean las figuritas de los Belenes después de tantos años de origen.

    Solicitar reserva

    Seleccione una fecha:

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    ×

      Request your booking

      Choose your date:

      This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

      ×